Al final de su embarazo, Yadira estaba cansada y tenía las piernas muy pesadas, pese a todo pudo aguantar las cuatro largas horas de maquillaje gracias a los cuidados y masajes prodigados por su marido.

Fotos