Para esta foto contamos con el escenario de un gran espectáculo acuático parisino. Lucie era una de las artistas y todo el equipo técnico nos ayudó con grandes medios. Un buzo le daba aire entre las tomas, Dacha peinaba su largo cabello, François pudo utilizar botellas de oxígeno y pudimos dirigir las poses con micrófonos acuáticos.

La verdadera dificultad era encontrar un violín resistente al agua, para ello compramos uno, lo impermeabilizamos y pegamos en el interior bolitas de plomo para estabilizar a la modelo en el fondo.

Fotos